NUESTRA HISTORIA

Casa Cristiana Internacional fue fundada por la pastora Luz Mila Ocampo en el año 1997 en el barrio Belen fatima en la ciudad de Medellín.
Una mujer determinada con una fe inquebrantable que se arriesgo a desafiar modelos en la ciudad con el único fin de llevar el evangelio de salvación, junto con sus hijos creyeron en el propósito de Dios para esta ciudad.
En la actualidad es la pastora general y pastorea junto con su hijo Heriberto Guerra y su
esposa Blanca Hidalgo quienes iniciaron en cci desde la fundación de la Iglesia siendo líderes y luego cumpliendo el llamado de Dios como pastores.
Ambos han trabajado para transformar el modelo del evangelio de la ciudad, siendo una iglesia incluyente, llevando una visión renovada y diferente.
Trabajamos para ser una iglesia relevante, irresistible, excelente.
Queremos hacer Iglesia para los que no tienen Iglesia.

¿Quienes Somos?

Casa Cristiana Internacional es una iglesia apasionada por Dios, que ama las personas sin importar su estilo de vida, somos una Iglesia para los que no tienen Iglesia y soñamos con ver una sociedad transformada por el amor de Dios; por eso predicamos a Jesús, como único Salvador. Queremos que cada persona de esta ciudad conozca a Dios y tenga
convicciones firmes del propósito de Dios en sus vidas, nuestro objetivo es hacer de esta Casa un lugar para que todos los asistentes la disfruten.

MISIÓN

Nuestra Misión es enseñar el mensaje de Jesús basado en
principios de la Palabra de Dios, sin religiosidad, creando un
entorno donde las personas sean alentadas y equipadas por
medio del Espíritu Santo para enfrentar su día a día.
Creemos que la iglesia es la esperanza del mundo.

VISIÓN

Queremos ser una Iglesia para todos los
que no tienen Iglesia

¿EN QUÉ CREEMOS?

● BIBLIA: Creemos que toda la Biblia es la Palabra inspirada de Dios y que los hombres fueron movidos por
El Espíritu de Dios para escribir las mismas palabras de las Escrituras. Por lo tanto, creemos que la Biblia
es sin error.
● TRINIDAD: Creemos en un Dios que existe en tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Creemos que Jesucristo es El Hijo de Dios que se hizo carne para revelar a Dios a la humanidad y
convertirse en el Salvador del mundo perdido.
● DIOS: Creemos que todas las personas fueron creadas a imagen de Dios para tener comunión con Él.
● SALVACIÓN: Creemos que la sangre de Jesucristo, derramada en la cruz, proporciona la única base para
el perdón del pecado. Por lo tanto, Dios ofrece gratuitamente la salvación a aquellos que ponen su fe en la
muerte y resurrección de Cristo como pago suficiente por su pecado.
● OBEDIENCIA: Creemos que todos los cristianos deben vivir para Cristo y no para ellos mismos. Mediante
la obediencia a la Palabra de Dios y la entrega diaria al Espíritu de Dios, cada creyente debe madurar y
crecer a la imagen de Cristo.
● IGLESIA: Creemos que la iglesia es el cuerpo de Cristo, del cual Jesucristo es la cabeza. Los miembros de
la iglesia son aquellos que han confiado por la fe en la obra terminada de Cristo. El propósito de la iglesia
es glorificar a Dios.